Cosechas cerebrales

Dicen que vivimos en el siglo regido por la intertextualidad. La capacidad de leer y entender nuestro presente y nuestro pasado culturales desde múltiples formatos y soportes, la correlación que existe entre los mundos de la ciencia y el arte, que cada vez se vuelve más estrecha, son las principales puntadas de nuestra era.

Un ejemplo perfecto de cómo esta posibilidad de lectura nos puede tocar en nuestro día a día sin tomarnos más que unos pocos minutos de lectura, y sin siquiera estar necesariamente buscando la información que se nos suministra (su cuenta de Twitter se encarga juiciosamente de ello), es el sitio Brain pickings, página web que reúne selecciones en materia de arte, ciencia, sicología, diseño, ilustración, filosofía, historia, política, antropología y mucho más, bajo la excusa de la lectura, recomendando algún libro, cita o fragmento que explora curiosidades sobre los temas enumerados.

María Popova es la joven editora de este sitio web que desde octubre del 2006 ha ido creciendo en la comunidad de lectores de Inglaterra, Estados Unidos y de incontables lugares del mundo de manera tal que en el 2012 fue incluida en el archivo digital permanente de la The Library of Congress. Popova se describe a sí misma como una “lectora, escritora, cazadora/recolectora de cosas interesantes y poseedora de una mente curiosa por encima de todo”. Empezó escribiendo para medios como Wired UK, The Atlantic y The New York Times, pero pronto se decantó por su proyecto independiente al que describe como un gran tablero de posibilidades construido con piezas de LEGO que permite explorar la creatividad como la combinación de muchas fortalezas y recursos.

Ciertamente la masificación de la información a través de una multiplicidad de espacios y soportes que transmiten, conservan y producen información es la prueba total de que la cultura de la intelectualidad y la curiosidad son parte de un todo y existen gracias y por ese todo, de ahí que nuestro consumo de lecturas de distinta índole, hoy más que nunca, se sustentan en la idea de compartir, de mostrar a otros aquello que he visto para que en cuestión de minutos otra persona, en cualquier lugar, tenga la posibilidad y el gusto de ver lo mismo.

Brain pickings es una pieza de arte en ese sentido. La información y reseñas que reúne son de una versatilidad poco vista en los medios culturales digitales, su capacidad de señalar y crear vínculos es asombrosa, y ofrece una salida a recursos de otros sitios e instituciones que permiten avanzar hacia lecturas y búsquedas mucho más específicas, por ejemplo, enlazando una lectura a la información bibliográfica del libro comentado en la página de la OCLC (Online Computer Library Center, algo así como Centro de Bibliotecas Digitales en Línea) impulsada por la plataforma de servicios digitales WorldCat, o enlazando la lectura recomendada con sitios como el Proyecto Gutenberg de Australia que publica textos completos por pertenecer al dominio público. Además, Brain pickings es un sitio libre de publicidad ya que se sustenta a través de donaciones de la comunidad de lectores.

Este tipo de páginas web son un grato descubrimiento y un lujo para todo lector que se sumerja en las búsquedas implacables e infinitas que nos ofrece la Biblioteca de Babel.

Por
Javier Morales Cifuentes
Bogotá, 1986. Licenciado en Letras graduado en la Universidad del Zulia en Maracaibo, Venezuela. Alguna vez productor de contenido en radio y docente, ahora promotor de lectura y escritura a tiempo completo.

En BibloRed
Promotor de lectura y escritura, franja de jóvenes y adultos
Biblioteca Pública Julio Mario Santo Domingo

Página recomendada: Brain pickings

Creador-editor: María Popova

Cuenta de Twitter recomendada: @brainpicker

Imagen tomada de: Slate.com